22 de septiembre de 2014

Allí abajo se divisa un campo de cultivo un tanto insólito. Cientos de variedades de semillas crecen en una tierra antaño baldía y ahora fértil y productiva gracias a las técnicas de la agricultura ecológica. Es Navdanya, en el norte de la India, el corazón del banco de semillas ecológicas creado por Vandana Shiva

Navdanya forma parte de su empeño en preservar las semillas tradicionales, frente a la estrategia de las multinacionales que buscan hacerse con el control de las semillas y de la producción agrícola. 

Su convencimiento de que el derecho a la alimentación y la soberanía alimentaria pasan por la agricultura ecológica viene de lejos. Los largos periplos por su país la llevaron a conocer y respetar los saberes de campesinas y campesinos: su profundo conocimiento de las semillas tradicionales, cuidadosamente seleccionadas a lo largo de la historia. ¡Miles de variedades adaptadas a infinidad de microclimas y suelos! 

Todo lo contrario a la uniformidad que impone la agricultura intensiva e industrializada, que contamina y empobrece los suelos.

Las semillas tradicionales atesoran una riqueza irremplazable. Cuando Vandana Shiva tomó conciencia –en un seminario que tuvo lugar en 1987– de la estrategia de las multinacionales para desarrollar la agricultura transgénica y patentar las semillas, la conservación de las semillas tradicionales y el impulso de la agricultura ecológica se convirtieron en una prioridad absoluta para ella.



El impacto que le produjo aquel descubrimiento, la historia de la creación de Navdanya, la puesta en marcha de la red de semillas ecológicas, las Marchas de las Semillas, su papel en el Foro Social Mundial, sus libros, su ir y venir por todo el mundo como una de las figuras destacadas de las luchas contra la globalización económica… 




... todo ello cobra vida en el libro Vandana Shiva: las victorias de una india contra el expolio de la biodiversidad (Editado por La Fertilidad de la Tierra)
Os recomiendo que lo leáis. Conocía la figura de esta luchadora incansable, había leído algunos de sus libros; pero este recorrido, ameno y lleno de fuerza, por su vida me ha encantado. Es el ejemplo vivo de lo que el compromiso y la determinación pueden lograr. 







“La agricultura industrial ha degradado nuestras tierras, destruido nuestra biodiversidad y ha privado a los agricultores de su cultura y de su fuente habitual de sustento… Es imprescindible que reclamemos la propiedad comunal de nuestras semillas, nuestras tierras y nuestro patrimonio cultural…” Vandana Shiva


DISEÑO E ILUSTRACIÓN DE ESTE BLOG

BETAPOP Os la recomiendo, ¡ES GENIAL!